El blazer protagoniza este post difícil de escribir sobre combinar el blazer porque, cuando escribo sobre algo, quiero ofrecer siempre contenido útil a quien me lee y para hacerlo necesitaba comprender las auténticas diferencias entre el blazer y la convencional americana, pero por mucha documentación que he consultado no he encontrado más que contradicciones improvisadas sobre las auténticas diferencias entre blazer y americana. ¿Qué hacer si estos expertos te dan reglas diferentes o poco definidas entre sí? Las informaciones dependen de la experiencia profesional y personal de cada uno, pero no hay nadie más experto que un sastre a medida…

Las noticias sobre su excelencia profesional me llevaron a llamar a la puerta de la sastrería a medida de Gonzalo Larraínzar, Conde de Aranda nº 8(Madrid), cuyo blog además te recomiendo por ser una magnífica fuente de información sobre los secretos de la sastrería a medida.

A pesar de que me presenté sin cita y sin avisar aprovechando un trabajo en un cliente cercano, me encontré con un profesional que respondió con amabilidad a todas mis preguntas, es más, me dejó con generosidad la puerta abierta a futuras consultas: gracias, Gonzalo, me has dejado claro que las diferencias entre el blazer y la americana son… ¡ninguna! No hay diferencias en cuanto a la construcción de la prenda, tampoco son verdaderas esas reglas que hablan de que hay ciertos botones que debes llevar o no desabrochados en la chaqueta según la ocasión, la única realidad es que la americana es la prenda superior del traje, y el blazer es la misma chaqueta pero que habitualmente se utiliza suelta, como prenda individual, lo cual la convierte en un elemento flexible en el armario masculino, que viaja con la misma efectividad tanto entre looks casual como entre looks formales.

Cómo combinar el blazer, una prenda imprescindible

El blazer, capaz de cambiar estilo y ocasión de uso con solo pellizcar los dedos

La variedad de tejidos y colores y el hecho de no estar “ligado” obligatoriamente a otra prenda creando un conjunto, hacen que el blazer sea libre como un pájaro, de hecho, Larraínzar me hacia notar que el blazer se propone muchas veces en tejidos fantasía, a menudo con botones en contraste, pero hay algo más, al romper ese cordón umbilical con el traje, el blazer se ha quedado con la mejor parte del binomio, la superior, la que otorga a cualquier hombre, en cualquier ocasión, una presencia que resulta muy útil si sabes utilizarla… si no sabes también, pero con resultados menos espectaculares!

Un blazer oscuro con una camiseta negra debajo es todo lo que hace falta para responder a la eterna pregunta: ¿qué necesita un hombre para estar bien vestido? También es la respuesta a otra pregunta, ¿Qué necesita un hombre para tener estilo propio?, en ambos casos hay un blazer por medio, en la primera por su simplicidad, en la segunda porque, partiendo de una prenda simple pero sólida desde el punto de vista de la base para la creación de un look, puedes añadir con facilidad toques personales que den carácter y estilo propio al outfit, tal vez incorporando unos pantalones modernos, un clásico renovado o un accesorio fashion.

En mi post Cómo vestir bien para hombre, trucos y consejos, entenderás lo importante que elegir de prendas, accesorios y tejidos que sigan tu instinto y no las modas cuando de trata de crear tu un estilo propio, el tuyo.

No te conformes con cualquier blazer, calidad y vestibilidad entran en juego

Es aquí donde entra en juego la calidad porque sí, es cierto, un buen blazer puede cubrir incluso ocasiones formales o semiformales sin problema, pero sólo si se trata de una prenda con un buen tejido y bien confeccionada, si no, olvídate del truco de magia.

En estas imágenes dos blazers muy diferentes en los que es evidente la diferencia: uno transmite fiabilidad, confort, seguridad en si mismo y además es un magnifico ejemplo de cómo ponerse una bufanda. En la imagen opuesta un blazer de da como resultado una prenda sin aplomo y hecha con un tejido de escasa calidad, ¿Cuál prefieres?

Como asesora de ropa de hombre te garantizo que un buen blazer es la mejor inversión a futuro que puedes hacer en tu imagen, sobretodo si lo compras en un tejido y color liso. A pesar de la moda actual en la que siempre prevalece el negro, yo te aconsejo azul marino oscuro, siempre profundo y elegante, ¡su aportación a tu imagen es más definitiva…! y combina con negro ¡

Un buen blazer no es una prenda barata, pero si la cuidas, su supervivencia en el interior de tu guardarropa a lo largo del tiempo es muy, muy larga, tanto si es el armario de un hombre que viste un estilo formal con prendas para hombres de 50 años, y usa el blazer para llevar con vaqueros, como si es el de un hombre más joven fanático de las camisetas con motivos de comic estampados.

Blazer, largo y color, objetivo la silueta

Hablemos ahora de dos características a tener muy en cuenta cuando eliges un blazer para incorporar a tu guardarropa, el blazer es una prenda importante con mucho peso específico en el look, y estas características definen su impacto.

Un outfit con mucho color siempre es una elección arriesgada, pero no por lo osado de quien lo porta, sino por la capacidad que tenga de “corregir” el resultado según vaya sumando o restando colores al conjunto. Recuerda que los accesorios también aportan contenido al conjunto. Si mientras estas preparando tu look para salir no te convence el conjunto, utiliza el Servicio Online de MD Personal Shopper para estar seguro de triunfar.

Un blazer además es una prenda corta que afianza la parte superior de la silueta, en líneas generales es mejor que la uses en sus proporciones tradicionales si no eres una persona alta, evitando blazers especialmente largos, que pueden crear incluso un efecto corte imperio, muy útil sólo si sabes utilizarlo bien.

La traición contemporánea del blazer en Inglaterra tiene un histórico importante, especialmente en el siglo XX, durante el que se convirtió en imprescindible del guardarropa masculino. Forma parte de la tradición de muchos uniformes escolares, siendo identificativa por sus colores o su combinación de colores, rayas y ribetes de cada uno. Ha sido una imprescindible de la estética Mod en los años 60 y 70, la música ha sido de hecho una importantísima plataforma de difusión del blazer. Si como yo sientes pasión por la moda y por la música, Quadrophenia debe necesariamente un imprescindible de ti filmoteca.

 

Blazer, protagonista de las ocasiones especiales

combinar el Blazer

 Si hablamos de tejidos fantasía propios de ocasiones especiales, tendrás que incorporar a la ecuación razonamientos tales como personalidad, ocasión de uso y por supuesto el objetivo que te has fijado para la ocasión en concreto, ¿quieres destacar, pasar desapercibido, seducir, transmitir confianza y fiabilidad, modernidad, dejar “buen sabor de boca”? … razona bien el objetivo antes de elegir los elementos del atuendo, todas las posibilidades están a tu alcance si manejas bien tu look.

Con la aportación formal de un blazer puedes ahorrarte también el traje, elemento que a muchos hombres provoca alergia (aunque no entiendo bien el porqué¨). Si quieres descubrir más secretos sobre cómo utilizarlo en esta aspecto, consulta mi post “Vestir de boda sin traje, alternativas”, en el encontraras muchas soluciones para utilizarlo en los eventos.

En estas situaciones yo tengo una preferencia personal muy concreta, una especia de manía estética: no soporto las pajaritas llevadas con un blazer, me parecen fuera de lugar. Si eliges llevar smoking, ponte un smoking, pero no te pongas un blazer con pajarita…

combinar el Blazer

Ponte un blazer en tejido de fiesta con un pullover cuello alto, la elección más moderna, también poderte una camisa debajo o una simple camiseta (siempre mejor con cuello redondo en los eventos, no en pico), pero aún más imperdonable que llevar pajarita es llevar una de esas pajaritas prefabricadas con elástico.

Si no quieres renunciar a ella hay otra formula que resulta especialmente atractiva por su aspecto rebelde: la pajarita sin hacer con el lazo deshecho colgando entorno al cuello, definitivamente chic si sabes llevarlo.

Las ocasiones especiales no tienen porque ser solo eventos como bodas o bautizos, también pueden ser citas románticas o celebraciones especiales entre amigos o podrías necesitar un Look para cena de empresa. Si eres por ejemplo un tipo poco convencional y luces una estética actual y muy joven, también hay un blazer para ti con características específicas de tu estilo.

¿Crees que un blazer es una prenda de “viejos” y hombres “convencionales” que no tienen nada que ver contigo?… pues yo te digo que la moda es uno de los pocos aspectos en que, si lo quieres, con un poco de valor y dando siempre prioridad a tu personalidad, todavía puedes ser libre.

Combinar el blazer con tu propio estilo sea cual sea, sin miedo a equivocarte, en mi post “Estilos de ropa de hombre, encuentra tu propio estilo”, encontrarás las claves para hacerlo posible.

Si te ha gustado este post participa dejando un comentario, tus experiencias personales sobre el tema completarán la información y la enriquecerán, ayudando a los próximos lectores con más sugerencias e información extra.


Primer encuentro
sin compromiso