Es uno de esos momentos en la vida en los que, aunque no seas la protagonista absoluta, los protagonistas no son una pareja cualquiera, por lo que no te vale cualquier look, necesitas que tu presencia como madrina de boda o invitada de boda tenga también protagonismo, el que proporciona una imagen perfecta.

La elección del color de tu look de madrina determinará el impacto que causas en el evento

Lo primero que tienes que hacer es buscar colores que te favorezcan. Toda de gama de los pasteles son clásicos del atuendo de madrina, pero no te dejes llevar por viejas costumbres y malinterpretaciones de la moda, busca colores y tejidos que te hagan sentir que tu presencia se corresponde con la emoción que sientes.

madrina de boda

Sólo un consejo importante sobre el color. Si la boda es muy tradicional hay dos colores que pueden resultar molestos o demasiado impactantes durante el evento: el blanco, si la novia elige este color, o el negro, que puede generar un efecto de mucho contraste. El resto de los colores no son “inadecuados”, dependen solo del tipo de boda y de cómo te sientas tú.

Vestirse de madrina de boda, tejidos siluetas, escotes y ropa interior

Te conoces, cuando buscas un look para tu armario sabes muy bien cuales son tus puntos fuertes y cuales tus puntos débiles, sabes que te gusta destacar y qué disimular, pero te aviso, cuando se afronta un look para una ocasión tan especial, el riesgo es olvidar esas características que de ti misma que conoces tan bien y perderse en un mundo de excesos y despropósitos… ¡no lo hagas!

madrina de boda

Hemos empezado por el color, ya tienes una idea de que tipo de color podría aparecerte, concéntrate ahora en el look:

¿Tienes ya una idea mental de cómo quieres verte?, seguro que sí, pero tienes que empezar por razonamientos muy objetivos, piensa en tus defectos, particularidades y virtudes: ¿tienes un seno bonito?, concéntrate en el escote, ¿unas piernas cortas? busca talles altos, ¿hombros estrechos?, una chaqueta estructurada…y de consecuencia, para resaltar un escote necesitas un tejido estructurado que sostenga el seno y lo realce, para un efecto de piernas más largas un tejido ligero que cree movimiento y puedes estructurar la silueta por ejemplo con la ayuda de un tejido rígido como el tafetán.

En muchos casos el problema principal son las siluetas muy generosas, los excesos de peso, en este caso la mejor opción no siempre es intentar camuflar esos kilos de más bajo volúmenes exagerados y excesos de tejido, es más, “dibujando” las curvas de tu cuerpo puedes conseguir un efecto mejor. Pruébate prendas sin complejos y sin prejuicios, descubrirás que hay siluetas, incluso muy entalladas, con las que no cuentas y que te sorprenderán y harán que te gustes más.

Como ves, para conseguir un buen look de madrina de boda, silueta y tejido deben funcionar en armonía. Con esto no quiero decir que deban ser similares, es más todo lo contrario, pueden ser complementarias incluso en su contraste, por ejemplo, como de decía antes, un vestido en tejido ligero puede necesitar que lleves encima una chaqueta estructurada que permita el movimiento y dé fuerza al look. En este caso, el tejido rígido (puede ser un tafetán o por ejemplo un brocado), estará en contraste con el tejido ligero del vestido (podría ser un volie), pero forman un conjunto coordinado que funciona bien, porque han sido elegidos al mismo tiempo y con un objetivo común.

Con esto te invito a que no busques sólo prendas “bonitas”, busca prendas que sirvan a esos objetivos, mantén tus necesidades siempre claras y busca tu look con alguien “objetivo “que te ayude a conseguir un buen resultado: un familiar, un amigo o tu Personal Shopper.

madrina de boda

Llegamos al siguiente punto determinante en la elección de tu atuendo de madrina de boda, la ropa interior.

Cuando elijas las prendas de tu look de madrina de boda, piensa al mismo tiempo en la ropa interior que vas a necesitar, no olvides que la forma de un sujetador o la contención de una faja, pueden obrar “milagros”.

Si vas a asistir a un a prueba posterior a la compra para ajustar la prenda a tus medidas, llévate la ropa interior que has elegido: bustier, faja, sujetador, combinación… pueden ser determinantes para que el resultado pase de “bueno”, a “extraordinario.

Eres extraordinaria, no te conformes con un look de madrina de boda convencional, “vístete como te sientes”.

Las opciones para vestirse de madrina hoy en día son infinitas, prendas de todo tipo y precio inundan las tiendas, busca un look con prendas y tejidos que se correspondan con tu personalidad y con la edad que sientes, no con la que figura en tu carnet de identidad.

Tu look de madrina de boda puede ser tan espectacular como desees, solo tienes que preocuparte de sentirte cómoda y segura de ti cuando lo lleves, no te conformes con menos, dedica todo el y tiempo que sea necesario a encontrarlo, no te conformes si no esta segura.

madrina de boda

Elije largo y personaliza con los accesorios

madrina de boda

¿Madrina de boda de largo o de corto?

Las características para vestirte de madrina de boda no dependen en realidad de ti, serán los protagonistas, los novios, los que decidan si tienen ganas de una boda de corto o de largo, pero sí puedes elegir la composición del look para boda que vas a llevar, una sola pieza o un conjunto de prendas.

Dependiendo siempre de tus características físicas tienes diversas opciones de look corto para elegir: Traje de chaqueta 3 piezas con falda o con pantalón, abrigo con vestido o abrigo con falda o pantalón con top o blusa (que además puede aportar color y fantasía al look) debajo.

Todas las posibilidades funcionan bien, con todas obtendrás una presencia impecable y elegante, moderna y con grandes posibilidades de transformación en cuanto empieces a jugar con los accesorios.

madrina de boda

La gran ventaja del look corto es que después se mezclará en tu armario como por encanto, ayudándote transformar otras prendas presentes en tu guardarropa que, con el paso del tiempo, habían dejado de parecerte interesantes.

Como las prendas para eventos están hechas con tejidos particulares, resultarán muy útiles para “mover” las prendas de estilo casual y práctico presentes en tu armario, haciéndolas más modernas y particularizando y modernizando tu look, que ganará en presencia y estilo.

En muchos casos puedes elegir si prefieres vestir de largo o de corto, en ese caso yo prefiero siempre el look corto, pero en España están muy de moda las bodas de largo y tal vez lo prefieras. Los looks largos pueden resultar muy impactantes, pero también puede convertirse en una pesadilla si no estás habituada a caminar con ellos, tenlo en cuenta y práctica en casa antes de utilizarlo, tu presencia será mucho mejor y evitarás incidentes.

En los atuendos largos la silueta es muy lineal así que, si tienes un cuerpo alargado, con hombros estrechos y pocas curvas, ten cuidado con tejidos ligeros como el volie, necesitas estructurar la silueta y ellos aportan movimiento, sí, pero no volumen, podrías encontrarte con un resultado lánguido y sin fuerza. Si tienes muchas ganas de utilizarlos, puedes incorporar una prenda de abrigo que genere contraste y estructura en el look, ganarás en presencia.

madrina de boda

Para físicos con exceso de peso, la mejor solución, como te dije en el post anterior, es probar. El taffetà, por ejemplo, es un clásico tejido de madrina de boda que, por lo estructurado del tejido, admite muy bien pinzas que ayudan a modular la forma, conteniendo mejor los excesos de peso. En cualquier caso y sea cual sea el modelo que elijas, ponte siempre faja.

Puedes también para crear un look de madrina con una prenda y un tejido poco convencionales, como un mono en un tejido de raso, te aseguro que dejarás a todos con la boca abierta. No pienses solo en atuendos considerados “apropiados”, busca un look que te haga sentir bien, aparta de ti los limites que marcan los convencionalismos.

Utiliza los accesorios para dar énfasis y personalidad a tu look de madrina de boda

madrina de boda

Silueta, tejido color… ya tenemos casi todos los ingredientes para que estés perfecta ese día, sólo nos falta un condimento que no resulte demasiado invasivo, pero añada audacia y modernidad al resultado.

Desde el principio te he invitado a dar mucho valor a la personalidad y a la comodidad y los accesorios no son una excepción.

Los accesorios pueden añadir color, modificar una silueta, crear un contraste de estilo o de ocasión de uso, atender a motivos prácticos como disimular un defecto, etc.

Los accesorios son armas poderosas si sabes utilizarlas a tu favor, recordando siempre la máxima que te enseñe en el post de la primera parte: el peligro es perderse en un mundo de excesos y despropósitos… ¡no lo hagas!

Empieza siempre por el razonamiento práctico, sitúate mentalmente en el escenario piensa y en lo en lo que necesitas: Si es una boda en un templo y llevas un vestido escotado, podrías necesitar un chal mientras estás en el interior; si  e vestido que mejor que quedaba en las pruebas es liso y quieres algo que aporte algo de fantasía y color, busca unos zapatos estampados; si tienes un cuello corto no elijas un collar ancho; si tienes unos enormes ojos azules resáltalos con unos pendientes grandes para llamar la atención sobre tu rostro …, y así asta el infinito, piensa en una virtud o una necesidad y centra tus esfuerzos en ella.

madrina de boda

Es mejor pensar en los accesorios cuando has definido el look o, en cualquier caso, cuando tienes ya una la visión de conjunto del look, pueden obrar milagros transformando tu imagen.

Por último, recuerda que, si en este momento no te viene bien comprar un look nuevo para una boda, (tal vez no es una boda importante para ti), unos accesorios bien elegidos pueden transformar un look para boda antiguo invirtiendo pocos recursos. Prueba con accesorios llamativos, incluso algo excéntricos, para renovar con éxito prendas que estaban en desuso.

Cuida todos los detalles de tu look de madrina de boda, también maquillaje y peinado

madrina de boda

Ha quedado en el tintero una parte importante del look de madrina que a veces se da demasiado por descontada y en la que normalmente se opta por dos alternativas: o probar algo sorprendente o limitarse a peinado/maquillaje de siempre.

Cuando buscamos lo excepcional sin estudiarlo bien antes, lo “excepcional” puede convertirse en “excepcionalmente desastroso”. Mi consejo es que no arriesgues demasiado sin hacer pruebas antes con un profesional de confianza. Sobretodo, que no te disfraces, si nunca te maquillas es inútil que improvises, no hay nada peor que intentar hacer algo que no sabes hacer cuando te preparas para un evento especial.

Sé que suena un poco cruel, pero estamos entre amigas, asi que te recuerdo que la “tendencia payaso” no suele estar de moda. Si no esta segura de lo que haces, limítate a un fondo que evite los brillos en las fotos, algo de color en las mejillas y un pintalabios con el que te sientas cómoda, puedes dejarte ayudar por un profesional en un punto de venta especializado.

Por último, una advertencia: si vas a hacerte algún tipo de tratamiento de belleza, no esperes a días próximos al evento, pueden surgir reacciones, por lo que es mejor que tu piel tenga tiempo para habituarse a los cambios.

 

Artículos relacionados