Las tendencias hombre  de primavera verano cambian de año en año, así que voy a ofrecerte una “guía para aplicar las tendencias genéricas” de la temporada primavera/verano” a las diferentes formas vestir y estilos de ropa masculina año tras año.

Voy a dividir este post de tendencias hombre primavera verano en dos partes bien definidas, es una división un poco burda, pero resulta muy complicado afrontar las múltiples sutilezas del atuendo masculino y esta me ha parecido la fórmula más eficaz.

Tendencias Hombre Primavera Verano

Estilos “Formal” y “Casual Relajado”

No voy a dedicar ni tiempo ni energía a la visión más rígida y convencional de este modo de entender la moda masculina, creo que existe muchísima información sobre esta forma de vestir, voy a centrarme sin embargo en un atuendo masculino de tintes formales, sí, pero de inspiración definitivamente moderna.

Para el día los trajes en colores en claros están bien, siempre apetece vestirse de claro contra la subida de las temperaturas, pero hazlo manteniendo contrastes para no perder audacia. Las camisas oscuras, por ejemplo, son un elemento muy útil que también puedes sustituir por un jersey cuello alto de algodón, un toque alternativo a la “obligatoriedad” de la corbata.

Puedes utilizar también fantasías que no resulten demasiado consistentes y puedan sustituir a los maravillosos tejidos clásicos del invierno. Apuesta por cuadros y rayas sutiles para que no te resulten difíciles de combinar si no sabes bien como hacerlo.

Los accesorios son siempre un magnífico instrumento para expresar tu personalidad, utilízalos para incorporar algo de originalidad al atuendo, sustituyendo por ejemplo los eternos mocasines primaverales por sneakers o botines. Los tirantes a rayas también pueden contribuir a personalizar este sin sobresaltos, pero con estilo.

Para la noche y en los eventos especiales no te compliques, un smoking siempre es un acierto impecable en todas las estaciones. En este caso juega con los accesorios, pero sólo si sabes exactamente como hacerlo, en el Instagram de MD Personal Shopper encontraras imágenes con ejemplos interesantes para renovar un look smoking.

En versión alternativa, menos formal, una propuesta más atrevida de este estilo: casual, sí, pero “controlado”. No del todo libre de normas, un modo de vestir que no llega nunca a disfrutar de una total espontaneidad.

En su atuendo de trabajo jamás renuncia al blazer, pero es original e incluso, a veces, sofisticado. Personalmente me encanta este estilo además de parecerme todo un desafío profesional. Para crear este tipo de look son fundamentales los colores osados y sorprendentes, responsables de que este estilo alcance todo su potencial.

Utilizando siempre un blazer como prenda principal, juega con pequeños y potentes contrastes/combinaciones de color: verde militar con azul marino y blanco, ocre con rosa, verde militar con azul claro, marrón con rosa y gris, gris con amarillo claro y azul marino, caqui con naranja quemado y blanco, blanco con azulón y gris oscuro…y luego están los accesorios: calcetines fluorescentes, cinturón de cuero, pañuelo enrollado al cuello… ¡todo un arte!.

Este estilo también acepta con soltura la introducción de pequeñas fantasías como flores y rayas o pequeños motivos geométricos. Es el blazer el que unifica el look, así que: mientras mantengas el blazer todo funciona.

En su versión “tiempo libre” se convierte en un sport casual sin sorpresas, muy útil si no sabes bien cómo vestirte y no quieres arriesgar: jeans sin roturas (no deben resultar demasiado atrevidos ni arriesgarse a parecer descuidados), camiseta básica en cualquier color liso y camisa superpuesta (fantasías o lisas de algodón más o menos gruesas, incluso militar).  Los sneakers completan el look, incluso puedes utilizar colores fuertes o atreverte con sneakers estampados, en este outfit estas notas de contaste resultan muy bienvenidas y son un éxito asegurado.

Las botas estilo montaña son la alternativa perfecta cuando no hace demasiado calor…mejor en color arena.

Estilos Fashion y Alternativo

La mayor parte de los hombres que no tienen exigencias de formalidad en su vida cotidiana visten con atuendos que se encuentran englobados en este grupo, en el que conviven formas de vestir que llegan a ser opuestas, pero que encuentran en este grupo coincidencias comunes y compartidas, aunque usadas en cada estilo de formas sorprendentemente diferentes. Es la magia de la moda.

Los hombres poco interesados en la moda y defensores acérrimos de la comodidad son los fans número uno de este estilo que permite presumir de descuidado sin ser desagradable. Es la total ausencia de moda, basta que pongas la practicidad por encima de cualquier otra pretensión, paraíso de los “comodones” que no está en ningún caso exento de una lógica moda. Al fin y al cabo, los artículos que encuentras en las tiendas están pensados para venderse, es decir, para que los coordines y compres más de uno.

Para elaborar este tipo de look necesitas mucha prenda de punto, poca plancha y colores que se camuflan con el entorno.

La interpretación más joven de este estilo “cuidadosamente descuidado” es explosiva y aparentemente inmune a la moda, se nutre de estas prendas y les aporta un toque fashion muy moderno.

Este estilo utiliza las prendas rotas, varias tallas más grandes o las customiza a su antojo, creando con ellas looks curiosamente sofisticados en su interpretación espontánea y exigente (si, he dicho exigente) de la moda, que consiguen un interesante look lleno de personalidad, adaptándose además a todas las temperaturas con el avance de las temporadas.

Tendencias Hombre

Continuando con esta forma de vestir, compendio de prendas y accesorios mezclados e interpretados de mil formas diferentes, llegamos a la última parte de este post en el que curiosamente es “la ocasión de uso” la que toma las decisiones de estilo.

Ante miles de opciones intercambiables entre sí, la elección de look viene en buena parte decidida por la ocasión de uso, y dentro de ella por los diversos objetos personales y sociales: impacto buscado, contenido fashion, comodidad, necesidades técnicas y prácticas, etc.

Por ejemplo: si vas a pasarte el día haciendo fotografías necesitarás pantalones cómodos, una mochila y tal vez una gorra para protegerte del sol. Si te vistes para una entrevista para trabajar en una discoteca, deberías buscar información sobre el target del negocio y elegir tal vez una camisa estampada de estilo fashion y así sucesivamente… si te vistes para visitar los museos de una ciudad, imprescindibles unos sneakers cómodos y una superposición de prendas para adaptarte a las diferentes temperaturas según los espacios y las temperaturas del día. Imprescindibles unas buenas gafas de sol. Si tienes una emergencia y vas a pasar visitar a un cliente en tu día libre, ponte una camisa encima de la camiseta que haga las veces de chaqueta y evita esos vaqueros destrozados que sueles usar en situaciones despreocupadas…

Tendencias Hombre

Las noches no tienen normas, pero responden en cualquier caso siempre a la misma lógica: no es lo mismo vestirte para noche de copas con amigos que para una cena en la que vas a conocer a tus futuros suegros o una fiesta en la que podrían presentarte al propietario de una empresa con la que te interesaría contactar.

Año tras año las tendencias hombre cambian y puedes adaptarlas a tu personalidad, modo de vestir, ocasiones de uso y preferencias estéticas.

Esta guía te ayudará siempre 🙂

Artículos relacionados


Primer encuentro
sin compromiso