No importa si eliges gabardina o trench, ambas son imprescindibles en el armario de un hombre, ¿no conoces la diferencia entre estas prendas?

Más allá de su función en el mundo de la moda, lo que tienen en común las prendas de esta lista es su función: proteger del agua a las prendas que van debajo.

Esta es prácticamente la única característica que tienen en común, a partir de ahí todo son diferencias entre ellas, que te ayudarán a elegir la que es una mejor inversión para ti:

Veamos su función, posibilidades y combinaciones en el armario de cada hombre según su estilo: una sola prenda, muchas versiones diferentes, con estilos y formas de vida incluso completamente opuestas, y también muchos nombres: Gabardina, gabán, guardapolvos, trinchera… ¡Trench!

 

Cambian las proporciones, el volumen, la silueta, también algunos detalles y accesorios como las identificativas trabillas en los hombros,  y, visto que es también una sencilla y ligera prenda exterior que puedes llevar directamente sobre un look (muy práctico en temporadas en las que no hace un frío excesivo), te conviene saber cuál elegir y cómo utilizarla.

 

Trench y gabardinas de hombre estilo tradicional

En el estilo más convencional, estas prendas conservan intacta esa función impermeable inicial, las prendas son rectas y simples.

Gabardina clásica, look formal masculino

Fundamentalmente sobria, la mejor opción sobre un atuendo de trabajo impecable: los hombros en su sitio encajan perfectamente con el traje de chaqueta que suele ir debajo, dibujando una silueta lineal y sin sorpresas.

 

La gabardina Burberry ha protagonizado siempre este estilo, la marca inglesa fue la creadora del famoso trench que llenó las trincheras (de ahí el nombre) británicas durante la primera guerra mundial y mantiene su hegemonía en el característico color beige, que combina con todos los colores del tradicionales, la elección más sencilla.

En tu fin de semana, la tradicional gabardina beige se transforma en el comodín perfectopara tus looks casual en tonos cálidos, marrones, naranjas, camel y tostados.

 

Pero no te equivoques, todos los colores que pertenecen a tu mundo casual combinan perfectamente con ella, los fríos también, por lo que si buscas conjuntos de ropa tranquilos y sin sobresaltos, la tradicional gabardina clásica beige es lo que necesitas.

 

Gabardina de hombre estilo formal renovado

Seguramente prefieres los azules a los marrones, últimamente es lo que triunfa, así que incorpora una gabardina azul marino o de colores gris azulados, será una compañera fiel de look formal.

Pero si no eres de los que se contentan, necesitas algo más…

 

Por ejemplo, incorporar tejidos clásicos, maravillosos tejidos de la tradición británica: raya diplomática, pata de gayo, príncipe de gales, Harris tweed, los tejidos de las Hébridas exteriores tienen mucho que aportar a tu look formal renovado.

Ahora imagina una gabardina de estilo clásico sobre cada uno de los looks de la imagen, entenderás de lo que hablo.

 

Es aquí donde esta gabardina resulta útil incluso con los extremos más informales de un armario renovado, en el que la gabardina tradicional resulta un must have con vaqueros.

Si quieres aprender a combinarlos con éxito, utiliza el servicio Style Coach, aprenderás a crear looks con éxito con tu gabardina beige.

Gabardinas y trench hombre estilo actual

Hoy por hoy, si no eres una persona mayor con una forma de vestir muy convencional, tener una prenda multifunción de entretiempo se ha convertido en algo fundamental en el armario masculino.

Como combinar la Gabardina negra y destacar con un estilo clasico

No confundas “impecable” con “clásico”, si necesitas una imagen cuidada pero también actual, un trench (o trinchea) negro es lo que estás buscando.

 

Con vaqueros o con traje, para ir al cine o para una entrevista de trabajo, un trench negro es un puente entre el mundo formal y el casual.

En tejido impermeable en color negro resulta muy cool, pero si no te interesa la función impermeable, el raso negro de algodón cumplirá la misma función con más “espíritu moda”.

Gabardina de hombre estilo formal joven

En este caso lo que cuenta es el volumen, elegir gabardinas ligeramente entalladas, siluetas sencillas y estrechas, garantizará un aspecto formal que no desentone con las prendas que usas para el trabajo, menos convencionales que las tradicionales y más indicadas para adaptarlas diferentes ocasiones de uso en tu vida privada.

 

En equilibrio entre dos mundos, así podrías resumir lo que significa una gabardina estrecha, un gusto que no se siente limitado cuando pasa de casual a profesional con el mismo guardarropa, el secreto de cómo vestir bien si eres hombre.

Explora las gabardinas y trench oscuros sin olvidarte del verde militar, en este caso podría ser la mejor alternativa para tu estilo.

 

Gabardinas y trench hombre estilo moderno

¿No estás interesado en la utilización más tradicional de estas prendas?

Exploremos lo que significa elegir estas prendas por pura practicidad y exprimiendo al máximo su participación en los looks que puedes crear con el contenido de tu armario.

Gabardinas oversized, estilo casual fácil y relajado

Volumen no sólo en el sentido de su capacidad para albergar prendas debajo, también por un placer meramente estético, puro placer.

Envolventes y exageradas, las grandes gabardinas oversize son confortables y no saben contenerse, de ahí su aspecto desmedido y “facilón”, pero no lo interpretes como dejadez, todo lo contrario, si las sabes llevar y manejas su volumen con control resultan irresistiblemente modernas.

Gabardina recta, esencial y amplia, de vuelta al origen

Esta también es una prenda exterior ligera que puedes llevar encima de otra prendas, directamente sobre una camisa o camiseta, muy práctica en temporadas en las que no hace un frío excesivo. Si la eliges en una talla algo más grande que la tuya, tendrás el aliado perfecto para primavera y otoño, una prenda “para siempre para un look casual impecable.

 

Esta prenda en su versión más tradicional es de color beige y éste es el color que yo te recomiendo si quieres convertirla en uno de los pilares de tu armario.

Gabardinas cortas, estilo joven y práctico

¿Necesitas que tu gabardina te proteja sin entorpecer tus movimientos?, una gabardina corta y sin adornos, es lo ideal.

En cuanto al color es mejor que eches un vistazo al resto de las prendas de tu armario antes de elegir, pero en sus colores habituales (azul marino, beige, blanco, verde militar), cualquier elección de color será una apuesta segura para un look casual joven y moderno.

 

Gabardina clásica, una prenda multi-estilo, multi-función y sin edad

¿Qué te pondrías si vas a salir a cenar en otoño?

 

Aquí tienes la respuesta: una gabardina te cubre y te protege, no es excesivamente pesada pero sí lo suficientemente aislante como para protegerte de frío y humedad, exactamente lo que necesitas para poder quedarte después solo con el chaleco en el restaurante.

 

Por último, quiero hacer hincapié en que se trata de una prenda sin edad, no creas que inviertes en un capricho que propone la última tendencia de moda, se trata de un elemento de tu guardarropa que no conoce el paso del tiempo, bien merece una inversión. Si no sabes cómo encontrar la que necesitas, utiliza mi servicio de Personal Shopper en Madrid.

 

En Instagram doy cada día un consejo para vestir mejor, y en Facebook sorpresas e informaciones extra para aprovechar al máximo los recursos de tu armario, y trucos y consejos para mejorar tu estilo día tras día, ¡sígueme!

Si te ha gustado este post participa dejando un comentario, tus experiencias personales sobre el tema completarán la información y la enriquecerán, ayudando a los próximos lectores con más sugerencias e información extra.

Abrir chat