Las fronteras entre las distintas formas de vestir en la actualidad son muy difusas: casualwear, sportswear, leisurewear se funden en la calle con normalidad. De la mezcla de todas ellas nace el perfecto look casual de mujer, una mezcla de ocasiones de uso y estilos para que puedas disfrutar de un estilo moderno que, además, utiliza al máximo los recursos de tu guardarropa.

El incremento de prendas y accesorios en el fondo de armario de las mujeres debido a la mayor accesibilidad de los artículos de moda ha hecho la magia, ya no tenemos un armario especializado únicamente en prendas por su utilidad y nuestro estilo de vida, ahora prendas y accesorios pertenecientes a muchas ocasiones de uso diferentes, conviven sin complejos en nuestro guardarropa.

Estoy segura de que entiendes perfectamente lo que significa vestirse con un look casual de mujer, pero yo hoy te propongo ir un paso más allá y componer un look casual interesante y lleno de contenidos interesantes.

El post de hoy comienza con imágenes que podrían pertenecer a tu vida profesional, ya que hoy en día las reglas del atuendo femenino no son tan rígidas: un toque lencero, algunos accesorios “impertinentes” que pertenecen al deporte y al tiempo libre o algo de color.

Ya no existen límites estrictos ni asociaciones automáticas entre un material o un tejido y el momento “correcto” para utilizarlo.

Hasta hace unos años no era correcto (o en cualquier caso parecía fuera de lugar), utilizar un accesorio metalizado, que venía asociado automáticamente a una ocasión especial, en un atuendo para cualquier actividad diurna.

Hacia mediados de los años 80 esta mentalidad empezó a cambiar y hoy nos parece perfectamente normal ver un bolso metalizado por la calle un día cualquiera.

Precisamente en eso consiste la creación de un look casual de mujer interesante, en elegir recursos de estilos y ocasiones de uso diferentes y mezclarlas en un look. Para lograrlo con éxito los accesorios tienen una función determinante.

Hoy he elegido unas cuantas imágenes muy representativas de esta fórmula que, si aprendes a utilizar bien en lo que respecta a tejidos y materiales, puede garantizarte una imagen moderna, éxito asegurado.

Además de los accesorios existe un elemento que con el paso del tiempo ha ganado un protagonismo y que puede ayudarte también a poner el punto de contraste necesario para que ese look pueda lograr el calificativo de casual.

Hablo del denim en todas sus aplicaciones: jeans, faldas, cazadoras, sneakers…

Para que el look que estamos creando pueda llamarse casual necesitamos que algún elemento del look pertenezca al mundo de la ropa informal. Si utilizas un pantalón vaquero en un look con colores suaves y prendas de espíritu convencional, obtendrás un look casual tranquilo y sin sobresaltos, cotidiano, pero nunca aburrido, perfecto si no te gustan las excentricidades.

Pero si eres muy joven y entiendes la moda como un juego experimental sin límites y con una enorme componente de diversión, te propongo que mezcles el denim con camisetas y brillantes tejidos nocturnos, un look entre romántico y revolucionario, deliciosamente moderno.

Si existe un material que no puede faltar en un look casual ese es el algodón en cualquiera de sus formas, ya hemos hablado del denim, un tejido de algodón con mucha personalidad propia, debido también a las muchas variantes que se obtienen con lavados y tratamientos, pero hay más.

Procedente del mundo del deporte y añadiendo una ocasión más de uso a nuestra elaborada mezcla casual, encontramos las sudaderas que, junto con todo tipo de camisetas, tienen una aportación infinita al mundo casual.

Para generar el resultado que buscas para mujer, puedes ponértelas con una falda fantasía para ir a la oficina o salir a cenar, recuerda que una de las reglas de un buen atuendo casual es crear una cierta confusión en lo que respecta a la ocasión de uso.

Otro de los componentes que hacen que un look tenga un aspecto casual es tu actitud, algo que nunca debes subestimar ya que, a través de ella, tú transmites un mensaje que definirá el uso que haces del look.

Estoy segura de que no te comportas igual en una fiesta que en un café con tu mejor amiga, en una cita en la que quieres seducir o en el trabajo…

Aunque te parezca extraño, esto también modificará el “mensaje” que transmites, haciendo tu look más o menos casual.

El calzado es otro de los protagonistas en la creación de un look casual de mujer y, en este sentido, los sneakers son muy útiles para conseguir un contraste convincente en lo que respecta a estilo y ocasión de uso.

Observa la imagen: sneakers del mundo del deporte, falda plisada de trabajo o cena fuera y camiseta básica, un look que no es de fiesta, tampoco para la oficina o para una ocasión especial y, sin embargo, posee elementos de todas estas ocasiones, el atuendo casual moderno perfecto.

Lo que sí te aconsejo es que elijas el atuendo casual más apropiado para cada actividad, dando prioridad o utilizando más elementos propios de cada una desde el punto de vista de los límites estrictos de la practicidad. Me explico:

Hay prendas y accesorios que puedes utilizar en cualquier look casual mezclando, como te he explicado, elementos de diferentes ocasiones de uso, pero hay elementos que son excluyentes.

Puedes utilizar sneakers para ir a una fiesta, pero no puedes utilizar un vestido de lame, que se enganche con las maquinas del gimnasio, para hacer deporte.

Más allá de estas puras consideraciones prácticas, hoy en día no existen reglas en el mundo casual, simplemente diviértete.

Artículos relacionados