Aquí tienes una mini-guía de algunas prendas, detalles, colores o accesorios, que debes evitar si vas cómo invitado o invitada de boda y quieres estar perfecto.
Para empezar no arriesgues y evita cualquier intento de ser “original”, esta no es una buena ocasión para hacer experimentos, sobretodo si no es tu estilo. Utiliza prendas correctas, con las características propias de estas ocasiones en el sentido más tradicional y evita las que puedan parecerse al atuendo de los novios, ya sabes, los auténticos protagonistas del evento.
Para las mujeres es imprescindible evitar cuidadosamente el color blanco, demasiado llamativo en medio de un evento lleno de color en el que precisamente la “mancha” de color blanco característico del vestido de novia, hace que destaque por encima de todos los demás
Evita también escenográficas prendas hechas con tul o tejidos que pertenecen al imaginario de los trajes de novia.

Qué evitar si eres  invitado o invitada de boda

 

invitada de boda Los escotes exagerados o llevar las prendas abiertas o de forma muy “lúdica” no es apropiado, esto no es una fiesta de nochevieja en la que todo está permitido.
Los colores y tejidos propios de fin de año tampoco, si quieres reutilizar alguna prenda de fiesta que tengas en el armario, mézclala con otras más propias de un matrimonio.
Si vas en pareja tratad de armonizar ambos atuendos en lo que respecta a la ocasión de uso, o ambos con un toque casual, si el tipo de boda lo permite, o ambos con look más propio de una ocasión especialmente importante. invitada de boda
También podéis intentar crear armonía en lo que respecta al color, más que coordinar los colores, lo más importante es evitar que sean desagradables cuando estás cerca.
Una nota especial para las chicas que son invitada de boda , un vestido o una falda demasiado cortas pueden hacer que te sientas incómoda durante todo el evento. elige un largo con el que te sientas cómoda, con el que sepas cómo moverte y cómo sentare y con el que puedas comportarte con naturalidad en cualquier circunstancia. No utilices prendas minis a menos que las lleves habitualmente y estés acostumbrada a moverte con ellas.
Los tejidos completamente metalizados no son adecuados para prendas principales de una boda, pero sí para los accesorios y los complementos, por ejemplo, si eres la madrina, uno de los protagonistas principales del evento, busca algo menos llamativo para evitar tener todo el protagonismo.

 

 

invitada de boda Un total look completamente negro de fiesta tampoco es apropiado para esta ocasión, sobretodo si además es largo, resérvalo para tus salidas nocturnas o para un look casual de día que no sea una ocasión tan especial.
Sigo hablando de color, el responsable del primer impacto que causará tu look, no importa la edad, colores alegres sí, pero los colores chillones pueden resultar desagradables y podrían resultar excesivos en este tipo de ocasiones especiales, haciéndote sentir fuera de lugar.
Vestirte de largo en una boda de corto también puede hacerte sentir fuera de lugar, llama a los organizadores del evento para asegurarte de que tipo de atuendo es el apropiado y, en cualquier caso, evita siempre prendas excesivamente teatrales, estas, corresponden únicamente a los novios. Las prendas que tiene un gran volumen, sobretodo faldas y vestidos, son en sí mismas e independientemente del color, prendas que llaman mucho la atención y con las que hay que tener cuidado.

 

Si se trata de un matrimonio religioso, el seguramente impactante vestido blanco de la novia hará que el riesgo sea menor, pero en las bodas civiles un vestido demasiado impactante puede hacer que la novia se sienta incómoda, creando una situación desagradable.
No te estoy proponiendo que intentes que tu look para boda no sea bonito, sino que encuentres un cuidado equilibrio para que todos os sintáis cómodos.
En cuanto a la actitud, sé que algunas bodas pueden ser extraordinariamente aburridas, sobretodo si se trata de un compromiso en el que prácticamente no conoces a nadie, pero aún así tendrás que esforzarte, no te conviertas en un invitado cabizbajo que no habla con nadie y se pasa la boda mirando el móvil, dejarás una pésima imagen de ti.
invitada de boda Si no tienes un armario enorme, probablemente tendrás dificultades para encontrar algo que ponerte encima de tu atuendo de invitada perfecta en la boda. Lo mejor es que distribuyas tu presupuesto entre la prenda principal y la que llevarás encima, si es imposible, busca ayuda en los armarios de amigos y familiares y, si no encuentras soluciones, elige el cuero negro, no es la solución perfecta, pero es “el menor de los males” …evitando en cualquier caso mezclarlo con un vestido blanco!!!

 

Por último, pero no menos importante, destierra las transparencias de tu look de invitado o invitada de boda porque no importa si es una boda religiosa o civil, estas fuera de lugar en cualquier caso…
…y las flores, las lleva sólo la novia, convirtiéndose en otro distintivo de su protagonismo!
No importa si eres o no una persona de criterios y gustos tradicionales o no, para ser invitada de boda existen convenciones que no debes ignorar, es una cuestión de cariño y de respeto.

Artículos relacionados