Este post trata sobre tirantes con cinturones y voy a tratar de ser muy sincera, llevar estos dos accesorios juntos me parece una redundancia bastante absurda.

Los tirantes están prácticamente en desuso y, sin embargo, son accesorios con una importante aportación estética al look masculino.

Hubo un tiempo en que su función práctica convertía los tirantes en indispensables del atuendo masculino: sin ellos, a los hombres se les caían los pantalones, de hecho, en ingles, su nombre es “suspenders”, suspensores, accesorios con los que el pantalón queda “suspendido”.

Hoy en día y desde la aparición del cinturón, utilizar en un mismo look tirantes y cinturón es una redundancia en cuanto a la funcionalidad de ambos accesorios, que sólo puede tener justificación estética.

En este sentido, entre mis tiendas masculinas seleccionadas de confianza, he encontrado algunas con una magnífica oferta de tirantes, colores y fantasías que pueden hacer una importante aportación al look masculino.

¿Es realmente necesario ponerse tirantes con cinturón?

La respuesta a esta pregunta es no, es más, debido a la moda actual y el gusto por pantalones y siluetas estrechas, incluso la función práctica de los tirantes se convierte en innecesaria. Los pantalones, debido a los tejidos elásticos y su vestibilidad estrecha, se sostienen, en muchos casos, solos… ¡mira cómo quedan los tirantes con jeans estrechos!

En estos casos su función es meramente estética, lo cual no es, en ningún caso, una función menor.

Los tirantes son un accesorio con mucha personalidad, su aire “demodè” tiene un encanto irresistible. Poseen además tanto carácter, que no necesitan justificación alguna para ser los protagonistas absolutos de tu outfit, incluso para un look femenino.

Me gusta mucho jugar con los contrastes, pero mira en estas dos imágenes el impacto que tienen pantalones negros con tirantes del mismo color.

Los tirantes con cinturón pueden ser un error

Los tirantes son en muchos casos de color liso. Personalmente me gustan mucho las fantasías geométricas, rayas y lunares que me parecen un recurso contenido, una aportación sin sobresaltos que, bien utilizada, puede suponer la diferencia entre la banalidad y la apuesta por la diferenciación.

En un look como el de la imagen, desde el punto de vista estrictamente estético, añadir un cinturón supondría una interrupción horizontal a la linealidad que aportan los tirantes a rayas bicolores que, en lugar de aportar valor añadido al look, genera una confusión que hace que los tirantes pierdan fuerza.

Con pantalones estampados o con fantasías llamativas, mejor tirantes lisos

Cuando los pantalones no son elásticos ni particularmente estrechos, como en este caso, sujetar el pantalón hace que los tirantes se conviertan en un accesorio imprescindible, en este caso apoyados por el uso de coulisse que permite estrechar la cintura tirando más o menos del cordón que recorre el interior de la cintura del pantalón.

En lugar del cinturón, el uso de coulisse interior hace que el pantalón no sufra interrupciones estéticas, que provocaría un cinturón, una alternativa práctica e invisible al cinturón.

Con tirantes mejor pantalones sin trabillas para el cinturón

Los tirantes son un accesorio camaleónico, pueden camuflarse en un look de aspecto campestre, sosteniendo un pantalón de algodón de estilo casual, al que aportan un toque sofisticado (mira que apariencia moderna tienen los tirantes de cuero natural cuando son más estrechos de los habituales 4 centímetros) …

… o encajar perfectamente en un evento en el que necesitas un look sencillo y elegante en un color básico y neutro como en este caso el negro.

Como verás, con pantalones que no son amplios, que no son oversize, es decir que no se te pueden caer, sin pinzas ni excesos en el tamaño de la cintura, añadir un cinturón a los tirantes no es solo discutible estéticamente, sino que además es innecesario.

Pero hay algo más a la que me gustaría que prestases atención: la construcción de la cintura del pantalón que elijas…si no llevas cinturón. ¿para qué utilizar un pantalón con trabillas?

Sé que no es simple, casi todos los pantalones, tanto casual como formales, sobretodo masculinos, que se ponen venta hoy en día, llevan trabillas para pasar el cinturón. Sólo algunos pantalones especiales para eventos llevan la cintura limpia y lisa, siempre la mejor opción con tirantes

No te resultará fácil encontrarlos, pero, si te apetece lucir bien tus tirantes, la inversión de tiempo valdrá la pena, o también puedes contratar mis servicios de MD Personal Shopper para que yo encuentre los pantalones perfectos para ti, para tu físico, la ocasión para la que quieres utilizarlos y para el presupuesto que quieres dedicarles.

Si prefieres utilizar unos pantalones que ya tienes porque son perfectos con el look y tienes ganas de usarlos, si tienen trabillas hazlas coincidir con las pinzas de los tirantes, obtendrás un efecto simétrico con el que pasarán más inadvertidas…mira los ejemplos en las imágenes superiores.

Los tirantes evidencian más el exceso de barriga

Los tirantes son un accesorio que genera tensión en su unión con el pantalón, tirando hacia arriba de la cintura.

Si tienes sobrepeso y luces una generosa barriga, los tirantes, en lugar de disimularla, la harán aún más evidente de lo que ya es.

Probablemente no te gustan los pantalones que corresponden a la circunferencia real de tu cintura, son grandes, tienen un aspecto clásico y hacen enormes bolsas bajo el trasero, pero la solución no es comprar unos pantalones de cintura más pequeña y utilizar unos tirantes para mantenerlos bajo la barriga sin que se caigan.

¿Una solución? Pues bien, la mala noticia es que no hay ninguna. Una enorme barriga es mala para tu salud y dificulta tus movimientos, lo cual hará que envejezcas con más rapidez.

Mi consejo es que te deshagas de ella, pero no por cómo te quedan los pantalones, ¡sino para sentirte mejor, más sano y más libre!

Tirantes con cinturón, dos accesorios para una misma función
5 (100%) 3 vote[s]

Artículos relacionados