Una cena de empresa no es una cena con amigos, aunque algunos compañeros de trabajo se hayan convertido, con el tiempo, en buenos amigos.

Esta es la idea que tienes que tener más clara en la cabeza cuando elijas tu próximo look de cena de empresa. La palabra “empresa” es la que hace la diferencia.

 

Evidencia tu valor en la empresa a través de tu look para cena de empresa

Imagen, presencia, fiabilidad, competencia, respeto…las prendas y accesorios adecuados para elaborar el look deben responder siempre a estas cualidades, lo demás, déjalo para tu vida privada, fuera del restaurante.

Por ese motivo me gustaría proponerte un post algo diferente que va más allá de una chaqueta, un vestido y unos tacones, un post que hable también de lo que te conviene (o no) llevar a una cena de empresa, más allá de la estética y la moda.

look cena de empresa

Deja en casa la coquetería, la provocación y cualquier tipo de actitud que no se corresponda con una presencia profesional. ¿Te parece machista? Yo creo que guapa y femenina, son características perfectamente compatibles con este look ya que, además de la ropa, lo que cuenta es tu actitud, la forma en que llevas el look elegido o cómo te expresas.

En realidad, las reglas para un look masculino en una cena de empresa, son las mismas que para un look femenino, pero los hombres suelen estar más relajados en estas situaciones (o lo disimulan bien) y no parecen tan preocupados por lo que van a ponerse.

Pon también un toque fashion en tu look para cena de empresa

Las prendas especiales y con personalidad funcionan muy bien en una ocasión especial como esta: profesional no quiere decir aburrido. Puedes elegir una espectacular prenda con influencia fashion sin dejar de estar perfecta para la ocasión.

En realidad, uedes elegir prendas tan femeninas como te apetezca, no tienes porque elegir un triste traje de chaqueta gris sin ninguna particularidad, pero debes mantener el control de lo que llevas puesto.

Si eliges prendas con las que no te sientes tranquila, la cena de empresa puede convertirse en una pesadilla. Una regla de oro: Ponte sólo prendas que estás segura de saber llevar con tranquilidad y seguridad, si no, ¡evítalas! Recuerda, estás en una cena de empresa, no en una cena privada con amigos.

 

El objetivo siempre es disfrutar de la cena sin sentirte condicionada por lo que llevas puesto. Si eres una persona tímida es mejor que evites los grandes escotes y las prendas con tendencia a moverse, esto es mucho más importante que vestirse con el color de moda o ponerse un pantalón o un vestido, recuerda, estás en una cena de empresa y probablemente te sentirás evaluada.

Si es una situación en la que no estás tranquila y te sientes juzgada, mi consejo es que simplifiques: prendas sencillas y correctas que no causen problemas, ese tipo de prendas con las que no tienes que pensar en como sentarte o en la impresión que estás causando, así pondrás concentrarte en lo que de verdad importa, la conversación.

 

Qué tipo de tejidos elegir para las prendas de una cena de empresa

Mi consejo es que elijas prendas brillantes sólo si se trata de la celebración de Navidad o de un aniversario conmemorativo de la empresa, podrías desentonar y estar “fuera de lugar”.

No soy partidaria de exagerar con tejidos de aspecto fiesta o accesorios aparentes, la vulgaridad es un peligro que siempre está al acecho y exagerar puede hacerte perder el control del look si no sabes manejar bien los excesos.

Lo mejor es buscar un look especial pero basado en prendas más cotidianas y transformarlo después con la ayuda de accesorios particulares y con personalidad.

Evita las exageraciones y relájate, algunas personas en su ansia de protagonismo, ni siquiera se dan cuenta de que al final se ponen algo muy escenográfico, pero absolutamente fuera de lugar, un auténtico peligro cuando estás rodeada de compañeros de trabajo.

Busca algún accesorio original que impulse tu imagen, sobretodo si vas a la cena directamente del trabajo y no tienes tiempo de cambiarte. Podrían ser unos espectaculares zapatos fantasía capaces de transformar ese traje con el que hoy fuiste a varias reuniones…

…o algo más joven y menos formal, como un bolso de tachuelas, que puede hacer alusión a tu auténtica personalidad y a tus preferencias, sin que tu look de cena de empresa quede fuera de lugar, ya sabes, la satisfacción de ser fiel a uno mismo en un pequeño guiño fashion muy saludable.

Sólo es un ejemplo, puedes adaptarlo a tus preferencias fashion más inconfesables.

¿Y si la cena de empresa es un evento más “especial”?

Si no es una cena convencional de trabajo y se trata de un evento más cercano a una fiesta, la solución puede ser una falda con volumen y unos botines fantasía con un jersey (una nota casual moderna y actual) o atrévete con algo más especial, por ejemplo, una prenda única y llamativa que podrás reutilizar en otra ocasión especial, como en la próxima boda a la que vayas como invitada.

Te sugiero algo atemporal que no tenga una vida demasiado limitada por culpa de las tendencias de moda, así podrás utilizarlo en muchas ocasiones especiales.

Bienvenidas plumas, pieles o encajes, e incluso lentejuelas o bordados, lo importante es adaptar tejidos y prendas a la ocasión.

Cómo adaptar el look de empresa exactamente a una ocasión en concreto

 Y allá va un truco infalible MD Personal Shopper con el que difícilmente te equivocarás de tipo de look de cena de empresa: ¡el lugar de la celebración!

Cuando te comuniquen el lugar en el que tendrá lugar la cena de empresa, tendrás prácticamente toda la información que necesitas para componer tu look perfecto.

Vestirte para cenar en un prestigioso hotel o en el lujoso casino de tu ciudad, no es lo mismo que vestirse para un local que han elegido porque resulta cómodo y cercano.

Maquillaje y peinado también tendrán protagonismo en el look. No exageres y no te maquiles más de la cuenta si no sueles hacerlo habitualmente. También puedes ponerte en manos de un profesional si la ocasión lo merece.

Si no sabes ni qué ponerte color negro siempre es una buena apuesta y proporciona seguridad (también si eres una chica curvy y te sientes acomplejada). No tiene porqué ser aburrido si utilizas bien los accesorios y es una inversión que puede ser “eterna”.

Y recuerda, si tienes una cena de empresa y no estás segura de cómo vestirte, puedes contratar mi servicio de personal shopper en Madrid, para ir con tranquilidad a una ocasión en la que te sientes muy expuesta.

Podemos ir de compras o puedo ayudarte a mejorar o corregir el look perfecto con una sesión de estilista de moda online.

¡Los comentarios son siempre bienvenidos!

Look para cena de empresa. Qué ponerse para esta ocasión.
4.7 (94.55%) 11 vote[s]

Artículos relacionados